Eventos Hípicos

No hay próximos eventos actualmente.

¿Quieres que tu evento, curso o competición ecuestre aparezca en nuestro calendario?

Contacta con nosotros: info@myhorsebackview.com

Adiós cierrabocas | My Horseback View
16182
post-template-default,single,single-post,postid-16182,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

05 Jul Adiós cierrabocas

El título suena tajante, sí, pero tiene su historia. Hace cosa de un mes pude tener una conversación muy constructiva con una seguidora sobre el cierrabocas a causa de una fotografía que subí a redes en la que Tamayo, caballo que monto habitualmente, aparecía con una muserola mexicana.

Adiós cierrabocas

Imagen: Helena Lee Photography

Hablamos sobre el uso abusivo del cierrabocas, es decir, apretarlo más de la cuenta, no dejar que el caballo se relaje, pueda abrir la boca y se exprese en caso de alguna molestia por mera estética o por desconocimiento (Que no tiene por qué ser siempre el caso)… Entonces, me pregunté: ¿Tamayo necesita realmente un cierrabocas?

Para ponernos en contexto, el cierrabocas es un elemento de la cabezada que se coloca sujeto a la muserola y rodeando la boca del caballo. Está concebido, como bien dice el nombre, para cerrar la boca del caballo en caso de jugar y/o pasar la lengua por encima del hierro, hay caballos que cogen el mal hábito, pudiendo llegar a hacerse gran daño y esto impide males mayores.

Adiós cierrabocas

Antes de decidir añadir el cierrabocas, es conveniente echar un ojo a la salud de nuestro caballo, es decir, tal vez nuestro caballo abra la boca por alguna molestia o dolor. Entonces lo idóneo sería que lo visite un veterinario o  un odontólogo que pueda chequearle y ver si se trata de algún problema de salud.

Además, no todos los caballos lo necesitan. Y, antes de usar el cierrabocas, sería conveniente probar y valorar cómo trabaja nuestro caballo sin él. En el caso de tener que usarlo, a mí siempre me han recomendado dejar un dedo de espacio entre la piel del caballo y el cierrabocas para evitar demasiada presión en la boca del caballo.

Después de valorar la situación de Tamayo, decidí hacer el cambio a muserola francesa sin cierrabocas y probar cómo reaccionaba al cambio.

Adiós cierrabocas

Imagen: Borja ViBa

Tras un mes de prueba, puedo decir que Tamayo está más cómodo trabajando, y no solo a la hora de montar, sino que a la hora de prepararnos, ponerle la cabezada es mucho más fácil para los dos y no hace aspavientos que solía hacer cuando usaba la muserola mexicana.

Adiós cierrabocas

Imagen: Borja ViBa

¿Vosotros hacéis uso del cierrabocas? ¿es por problemas de educación o porque, simplemente, la cabezada incorporaba una? Nunca es tarde para valorar si es totalmente necesario para nuestro caballo. En algunas ocasiones, menos es más.

Silvia

Tags:
No Comments

Post A Comment

EnglishFrenchSpanish